El mal no es lo que entra en la boca del hombre -dijo el Alquimista-. El mal es lo que sale de ella. Paulo Coelho